Chapter Eight. Todo pasa todo queda.

FAA9CB13-6023-43BF-BB76-46410928E4B8
¡Todos en casa!

Parece mentira pero hoy ha sido nuestro último día dublinés. El primer tercio de la jornada resultado la mar de cotidiano, reunión a las 8:30 en el Spire, clases en la escuela… Una vez finalizadas, nos han entregado unos flamantes certificados que dejan patente lo que nos ha cundido esta semana de inmersión  lingüística.  Hasta aquí todo tranquilo. De este instante, ¡comenzaba el sprint final!  Todos hemos salido sin perder un minuto hasta nuestras respectivas casas, donde nos esperaban los equipajes y nuestros anfitriones, para llevarnos hasta el punto de encuentro en el que estaba el autobús que nos llevaba al aeropuerto.  Aquí dió comienzo de nuestra aventura gaélica y aquí acabada. El círculo se ha cerrado con éxito.

Ya solo quedaba las carreras por el aeropuerto, los pocos recursos que te ofrece Ryanair y los líos para facturar el equipaje. ¡Ahí es nada!

Afortunadamente el equipo santabárbara no tiene igual y todos hemos funcionado como un cuerpo de élite. Pronto estaremos todos en nuestras casas y como dijeron nuestros queridos Beatles: Gee, it’s good to back home!

Ha sido un placer compartir esta semana con todos vosotros. Esperemos que algo quede.

Un abrazo Ivonne y Javi.

P.D.  Queremos dar especialmente las gracias a Antonio de Travel English, sin él y su equipo no hubiera sido posible este lujazo de viaje. Thanks a lot!

Anuncios

Chapter seven. Let’s dance!

F4BFDCA6-7C7E-45C3-B91F-DB3923A74C3B.jpeg
Santa Bárbara en el Jardín Botánico de Dublín.

Si ayer comenzábamos el blog entonando Molly Malone, la melodía de hoy podría ser:

Lastima que terminó

el festival de hoy…

Parece mentira pero este viaje programado y esperado durante meses toca a su fin. Ha sido como los banquetes de Navidad, tardas días en prepararlos y se devoran en horas. El resultado ha sido igual de satisfactorio y esperamos que quede en la memoria de todos como la magdalena de Proust.

Bueno, pasemos a hacer un breve recorrido sobre nuestras actividades de hoy. Después de las consabidas horas de clase en la escuela, James, el hombre tranquilo, ha venido a buscarnos para visitar el Jardín Botánico de Dublín. Se trata de unos enormes jardines del siglo XVIII con unos invernaderos de hierro forjado que recuerdan enormemente al Palacio de Cristal de nuestro Parque del Retiro. En ellos hemos visto una gran cantidad de palmeras, orquideas, plantas carnívoras y exóticas plantas tropicales. En los diferentes jardines exteriores hemos encontrado desde ajos, puerros y acelgas hasta los árboles más extraños, todos ellos cuidados con muchísimo esmero por expertos profesionales. Las ardillas campan a sus anchas en “su jardín”, por cierto, sobrealimentadas por los visitantes.

B2CE1FC5-FAFD-46D0-933A-27F442C8BDF2
¿No me vas a dar más Custard Cream (Galletas)?

La siguiente visita no ha sido tan alegre pero no por ello menos interesante: El Cementerio de Glasnevin. Como dato curioso, hay más dublineses bajo tierra que habitantes hay paseando por sus calles (😱) De entre toda la gente enterrada allí destaca Daniel O’ Connell, “El libertador”.

Tras estas visitas James nos ha acompañado hasta el lugar donde hemos recibido una clase de baile tradicional irlandés que no ha podido ser más divertida. Absolutamente todos los miembros del equipo Santa Bárbara hemos demostrado nuestra capacidad de ritmo y coordinación con más o menos fortuna. Y la verdad es que lo hemos pasado bomba.

6F87D659-E6F6-4FCC-9F6C-71F474D0F8B5
Foto de despedida con nuestro amigo James.

Agotados por el remate final de la danza en una semana llena de actividad y emoción nos hemos ido a nuestras casas para cenar y descansar hasta mañana.

Este equipo de profesores se despide de todos vosotros, para poder hacer la maleta pues mañana será un día corto. La próxima crónica se hará desde Madrid.

Buenas noches, un abrazo para todos.

Ivonne y Javi.

Chapter six. Con todos ustedes…MM.

A75AA8A2-48E5-4A03-8DFC-473036134E3B
Molly Malone agasajada por la expedición del Santa Bárbara.

In Dublin’s fair city

where girls are so pretty

I first set my eyes on sweet Molly Malone…

Hoy hemos comenzado la jornada de una forma bastante usual. A las 8:30 todos (o casi todos) nos encontrábamos a los pies de The Spire dispuestos a meternos cuatro horas de clase entre pecho y espalda. El asunto no ha sido tan grave como parecía. Y las 13:30 horas han llegado en menos que canta un gallo.

Después de haber almorzado, nuestro nuevo amigo James nos ha recogido para comenzar las actividades vespertinas. La primera de ellas ha tenido un tinte cultural. Hemos visitado el Museo Arqueológico de Dublín. La visita ha sido muy interesante tanto por el contenido como por el continente, ya que el museo es un edificio realmente espectacular. Los alumnos, divididos en grupos, han tenido que resolver un cuestionario para lo cual han recorrido el museo de cabo a rabo. A todos les ha llamado la atención especialmente la colección de momias irlandesas (ciertamente alguna de ellas era sobrecogerdora y ¡casi todas conservaban el pelo!)

E4894B2B-BCC6-4832-9DBD-D37B9F13ED60
De paseo por Temple Bar.

Tras esta visita nos hemos dirigido al barrio de Temple Bar, antiguo barrio junto al río de calles peatonales adoquinadas. Allí ha dado comienzo la segunda actividad de la tarde, Scavenger Hunt o Caza del Tesoro. Esta vez James ha organizado los grupos que debían completar una serie de pruebas para poder obtener el premio. Esto ha permitido que todos los chicos hayan conocido hasta los rincones más secretos de este famoso barrio de Dublín, entre ello a MM (Molly Malone, la famosa vendedora de pescado callejera). Las líneas que habéis leído al comienzo de esta entrada pertenecen a la popular canción que trata de ella y que se ha convertido en el himno no oficial de Dublín.

Tras un día tan activo, los chicos se han ganado un rato de free time antes de regresar con sus familias irlandesas a por su merecida cena. Nosotros hemos hecho lo mismo y mientras escribimos esta entrada, nos damos cuenta de que nos quedan pocas horas por disfrutar de este estupendo destino, Dublín. No nos vamos a poner tristes… mañana seguiremos.

Ivonne y Javi.

 

Chapter five. El paisaje tranquilo.

A4845EA0-A200-4720-A5F4-2FD96A8E159A
John Wayne, Maureen O’ Hara y Santa Bárbara en el pueblo de Cong

“¡Lo lamentará hasta el día de su muerte, si vive hasta entonces”! Esta es una de las celebres frases de la película de John Ford El hombre tranquilo (1952). Pero, ¿por qué empezáis así la entrada de hoy? Nos preguntaréis, pues, sencillamente, porque hoy hemos tenido la suerte de visitar Cong, el pequeño pueblo donde se rodó esta película.

El madrugón de hoy ha sido de aúpa. A las 7:15 de la mañana, y puntuales como clavos 😜, el equipo Santa Bárbara estábamos dispuestos  para subirnos en nuestro PADDYWAGON y atravesar la isla esmeralda de este a oeste. El día ha amanecido, como es habitual, gris y lluvioso pero eso no ha impedido que disfrutemos de las verdes campiñas repletas de ovejas hasta alcanzar nuestro objetivo en la costa atlántica. Nuestro conductor-guía, además de amenizar el viaje con una magnífica música nos ha ido dando información muy interesante sobre los diferentes lugares que íbamos atravesando. Y, por fin , ha llegado nuestra primera parada, Cohn. Como os hemos explicado en el primer párrafo, es un pueblo muy cinematográfico pero además tiene una abadía y un entorno natural privilegiados. Después de un breve descanso hemos continuado hasta el increíble lago Corrib (176 kilómetros cuadrados), el más grande de Irlanda.

BD12E2DF-F214-40EB-8AC9-7B16C5B4B82B
Lago Corrib

Nos hemos quedado atónitos al ver la belleza del paisaje que se extendía ante nosotros ojos. Grises, verdes y azules en toda su plenitud irlandesa. El recorrido ha continuado atravesando campos de turba que se dejaba entrever entre la vegetación apagada. En el corazón del norte de Irlanda las ovejas campan a sus anchas por prados y carreteras lo que ha hecho que el viaje fuera lento en ocasiones. Por fin hemos llegado a la ciudad costera de Galway que fue destino de barcos españoles durante los siglos XV y XVI. Todavía hoy se puede ver el Arco español cerca del muelle. En ella hemos disfrutado de un buen rato de tiempo libre paseando por unas calles llenas de vida y color.

Después de un día llenos de encantos y paisajes inolvidables de Irlanda, hemos regresado a Dublín en un ambiente lúdico y festivo. Nuestro guía se ha convertido el mejor Dj que podíamos imaginar amenizándonos con grandes éxitos de hoy y de siempre. Con La Macarena empezó todo…con Depacito el acabose.

Mañana empezamos el día con clases, pero eso ya os lo iremos contando.

Good Night.

Ivonne&Javi

Chapter four. ¡Viva San Patricio!🇮🇪

BE87076D-C397-4732-A5C0-18CB869E108E
St Parrick’s Parade (16th March 2019)

Hoy no ha habido chupinazo pero San Patricio se anuncia con un gran desfile. A las 11:00 de la mañana ya estábamos todos, incluso nuestro incondicional James con su bicicleta, preparados para asistir a la fiesta irlandesa más internacional.

Todos éramos primerizos, incluido James nuestro irlandés preferido. Gracias a él hemos podido navegar en un alegre mar verde hasta llegar a una situación que nos ha permitido disfrutar del desfile sin grandes inconvenientes. Apostados en las verjas típicas de las casas irlandesas han pasado ante nuestros ojos: bandas de música, gaiteros y una amplia representación de todos los seres que formamos el planetas (flores, peces, animales, personas lectoras (!!!), animales mitológicos, marionetas, otra vez bandas de música y una multitud vestida de verde)

Despues de esta vorágine de color, alegria y música, hemos intentado (y conseguido) buscar un recodo de tranquilidad dónde disfrutar de nuestro almuerzo. Y ¡mira tú por donde! Óscar Wilde, apoyado en su piedra favorita, nos estaba esperando para compartir nuestro pack lunch.

E637B3C0-5FA9-47F7-9CC0-BE6317F39F58
Lunch con Óscar Wilde.

Después de este descanso reparador hemos disfrutado de dos horas de tiempo libre. Mientras que los profesores entraban en calor tomándose un té, los alumnos han hecho lo que más les apetecía, desde irse de compras hasta subirse en la noria. Está claro que Dublín es una ciudad que nos satisface a todos.

Mañana los reporteros más dicharacheros de Dublin os informarán desde la orilla Atlántica. Saludos y buenas noches.

Chapter three. Renacimiento.

F4235E53-ABF4-4E14-9CE4-4D39C32AE89D
Santa Bárbara toma la Península de Howth.

Cuando hayáis terminado de leer este post, entenderéis su título.

Después de una noche de lluvia incesante la mañana ha amanecido igual de lluviosa.  El plan de hoy era la visita a la Península de Howth. A pesar de haber implorado a San Patricio por un buen día, no nos ha hecho ni caso. A eso de las 10:00 de la mañana el equipo Santa Bárbara, con su líder James a la cabeza, hemos cogido el tren en Connolly Station que nos ha acercado hasta este precioso e inolvidable rincón de Irlanda. Ha sido un viaje especial porque alguno de nuestros compañeros jamás había visto el mar.

Una vez en el punto de encuentro, tres guías locales especializados, Connor, Paul y la setter irlandesa, Mellie, nos han enseñado los lugares más recónditos y mágicos de esta inolvidable península. Hemos empezado viendo el Castillo de Howth (Siglo XI) y a través de la historia y de los senderos hemos llegado hasta Aideen Grave (tumba de Aideen), la viuda del guerrero Óscar, muerta de pena y amor tras fallecer este en la batalla de Gabhra. Después de esta visita hemos continuado colina arriba hasta alcanzar el punto más alto de la península. El viento, el barro y la lluvia han complicado bastante nuestro objetivo pero todo el esfuerzo ha merecido la pena porque la belleza de lo visto es difícil de describir con palabras. Como decía nuestro guía Paul “esto ha sido Irlanda en estado puro”. 

El descenso nos ha llevado a ver los maravillosos acantilados de Howth y la inmensidad de su mar gris, hoy calmo como un gran plato de sopa irlandesa.

7F1B897F-7A29-446D-859A-57D67139E130.jpeg
The Cliffs (Los acantilados de Howth)

La excursión nos ha dejado exhaustos, embarrados pero felices, y tanto aire puro nos ha hecho RENACER. Aún así todavía nos han quedado fuerzas para volver al centro de Dublín y pasar un rato de ocio para finalizar el día. Buenas noches mañana nos espera St. Patrick.

Chapter two. Buenos días Dublin.

 

FFC37EE5-1AB1-405F-A89E-4DBEAD0A93C9
Nuestros chic@s a punto de cruzar Hapenny Bridge en Dublín.

 Hoy hemos empezado la casa por le tejado. Este ha sido nuestro segundo día en Irlanda pero nuestro primer día en Dublín. Tras una ventosa noche, la mañana ha amanecido lluviosa y bastante fría.

Pero ¿por qué decimos la casa por el tejado? Generalmente, primero nos dedicamos a la obligación y luego a la devoción, pero hoy ha sido al revés. Hemos dedicado la mañana al ocio (aunque toda la actividad se ha realizado en estricto inglés), es decir, hemos recorrido con nuestro guía James una gran parte de esta auténtica ciudad. Después de despedirnos de James Joyce, hemos recorrido O’Connell Street hasta el río Liffey, el cual hemos cruzado por el puente Hapenny (Half a peeny, medio penique) y nos hemos adentrado en el famoso barrio de Temple Bar, corazón de la vida dublinesa. Unos pasos más adelante, hemos llegado al origen de la ciudad: el Castillo Normando que hoy es la sede del gobierno irlandés. Muy cerca del castillo está la Catedral de la Santísima Trinidad (Christ Church Cathedral).

4594C88C-11AA-4578-B17D-92476C645A89.jpeg
Nuestr@s muchach@s junto a la Catedral de Dublín (Christ Church)

¡Y vuelta a cruzar el río!, esta vez para llegar a la zona peatonal de Henry’s Market, mercado callejero de frutas, verduras e incluso pescado.

Tras está interesante caminata y después de un lunch reparador en Garden of Remembrance (El Jardín del recuerdo) no hemos olvidado de lo más importante… ¡teníamos que ir a clase! Hemos conocido la escuela y a los nuevos profesores y, tanto una como otros, nos han gustado mucho. Las clases se han prolongado hasta las 18:00 horas y tras un día intenso hemos vuelto a casa a recibir una merecida cena. Mañana os seguimos contando, ¿VALE? 😉

Ivonne y Javi.

Chapter one. La isla esmeralda (ant-oileán emerald)

1290EE87-AA2C-4252-B9EA-2F7AC942FD92
Santa Bárbara agasaja a James Joyce, el perfecto anfitrión.

Buenas noches a todos. Ya estamos en la isla esmeralda, 🇮🇪. Después de haber sufrido un pequeño retraso de 30 minutos en el embarque del avión, hemos disfrutado de un viaje apacible, aunque algunos de los alumnos no piensen lo mismo por alguna que otra turbulencia. Irlanda nos ha recibido a su manera: con viento 💨 y lluvia ☔️, por algo esta isla ha recibido el bonito sobrenombre de esmeralda. 

Tras un breve viaje en autobús 🚌, hemos llegado al punto de encuentro donde las familias han recogido a nuestros muchachos y los han llevado a los que durante esta semana serán sus hogares 🏠. Esta tarde la hemos dedicado a conocer a las familias y a situarnos en el barrio donde nos encontramos. Nos han informado de que la costa 🌊  no está lejos de aquí. Y eso también es una buena noticia.

Mañana comenzamos el día con un tour por Dublín, lo que nos permitirá tener un primer contacto con los dublineses y su ciudad. Por la tarde empezarán las primeras clases. Tenemos la sensación de que mañana empieza lo bueno.

Buenas noches (en gaélico oíche mhaith)